Sitemer

martes, enero 28, 2014

JACCO GARDNER en concierto


JACCO GARDNER en concierto
Domingo, 2 de febrero de 2014 - 20:00 h.
Donde Edu (C/ Espíritu Santo, 9)
Entradas 10 euros anticipada - 12 euros taquilla
Venta anticipada en Café Beluga, La Luna, Nuberu y Ticketea.

Jacco Gardner cerrará en Valladolid un tour que a buen seguro refrendará el aura triunfal que han dejado sus visitas de este año, primero en abril y luego en el FIB. Porque el holandés se ha metido hasta el fondo del bolsillo a los fans del pop clasicista, en su caso especiado con psicodelia y refinamiento. Lo ha hecho con himnos vintage y telarañas de melodías como las “Clear The Air” o “The Riddle”, dos de la docena de canciones incluidas en su deslumbrante debut largo, “Cabinets Of Curiosities” (2013), registrado en su estudio casero, con Jacco ejerciendo de productor y tocándolo prácticamente todo, salvo la batería (clarinete, melotrón, teclados, guitarras...). No llamaremos a Gardner inventor ni visionario, a cada uno lo suyo, pero sí joven maestro en el arte de la evocación, en proponer viajes en el tiempo. Su hoja de ruta conduce hasta aquel pop barroco envuelto en psicodelia y adicto a los arreglos sutiles pero con brío, con las armonías -el espíritu de los Beach Boys- ejerciendo de paredes maestras. Hablamos de la segunda mitad de los 60 y la primera de los 70. Es fácil pensar en Syd Barret y en Kevin Ayers. También en The Left Banke. Pero al margen de ese arco iris nostálgico, Gardner aporta resonancia emocional de manera impecable, más allá del eslogan de la paz y el amor. O del que sea.



“Como esas fábulas que recordamos profundamente, el debut de Gardner es inolvidable”  (Consequence Of Sound)

“Ha hecho un disco que suena muy bien y muy auténticamente psicodélico, uno que agarra al oyente dándole un cálido abrazo de melodías neblinosas y arreglos llenos de telarañas” (Allmusic)

“'Cabinet Of Curiosities' es una colección de canciones que cumple todas las expectativas creadas después de escuchar sus dos primeros singles (…) Un descubrimiento” (Mondo Sonoro)