Sitemer

lunes, enero 04, 2010

The Third Eye Foundation


Matt Elliott vuelve a dar vida a The Third Eye Foundation, un proyecto musical que en la primera mitad de la década de los 90 se encuadró en lo que se denominó trip-hop, donde compartía etiqueta con Portishead, Massive Attack o Tricky, aunque entre sí tuvieran pocas más coincidencias que la de haber surgido de Bristol. Elliott, que anteriormente había formado parte de bandas seminales como AMP o Flying Saucer Attack, dejó aparcado este proyecto para comenzar una carrera en solitario, no sin antes producir Cycle of Days and Seasons, con el que logró que Hood pasaran de se una banda más de rock al uso dentro de las Islas Británicas para convertirse en uno de los nombres fundamentales para entender la música popular de los últimos diez años.


La carrera en solitario del británico pasó de registros cercanos al drum’n’bass a dejarse influir por el folk eslavo, balcánico y francés en una trilogía formada por Drinking Songs, Failing Songs y Howling Songs. Una vez finalizado este proyecto, Elliott colabora con Yann Tiersen en el último trabajo del músico bretón, Dust Lane y en su consiguiente gira. Es aquí donde surge la idea de retomar The Third Eye Foundation, dándole nuevos aires con la alianza del autor de Le Phare, La Absente o las bandas sonoras de Amélie y Good bye, Lenin, mundialmente conocidas.


A ellos se unen Chris Adams (Bracken, Hood), Chris Cole (Manyfingers), y Louis Warkynski (Chapelier Fou). Chris Adams fundó junto a su hermano Richard Hood, un proyecto musical considerado clave en la búsqueda de espacios sonoros en los que pudieran convivir la introspección con ritmos robados al hip hop. Ahora que el grupo está en período de reflexión, Chris se involucró plenamente en Bracken, un proyecto musical decididamente electrónico con una notable influencia del hip-hop; no en vano sus lanzamientos ven la luz en el prestigioso sello Anticon.


Por su parte, Chris Cole comenzó a darse a conocer de la mano de Matt Elliott, girando con él por toda Europa y mostrando una forma de hacer música más cercana a la de un artesano que a la de un brillante multi instrumentista. El último en discordia es Louis Warkynski, uno de los secretos mejor guardados al otro lado de los Pirineos. Chapelier Fou se apoya en la electrónica y en una pedalera de loops para dar rienda suelta a su imaginación y jugar con su violín, ya sea con arco o mediante pizzicato, como un Andrew Bird postmoderno.


Todos ellos se unen para combinar la instrumentación electrónica con la analógica para así dejar fluir la improvisación y sonar como un torbellino instrumental entre lo romántico y lo ruidoso, entre lo barroco y etéreo.

Este proyecto musical dará únicamente tres conciertos a nivel mundial y los tres tendrán lugar en España gracias al Tanned Tin y al Colectivo Laika. Su gira transcurrirá por el festival Tanned Tin Castelló (viernes, 29 de enero de 2010), la Cultural Cordón de Burgos (sábado, 30 de enero) y el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid (domingo, 31 de enero).

31 de enero - Centro Cultural Miguel Delibes: Entradas ya a la venta


2 comentarios:

Me se hacen los dedos güespedes!!!!!

Respecto a las entradas para Burgos, ¿se sabe algo ya? ¿Sabeis si se van a sacar a la venta en la Web de Cultural Cordon de Caja Burgos como para otras actuaciones en el mismo lugar?

Gracias
Miguel