Sitemer

martes, octubre 20, 2009

No estaba muerta

Laika regresa a la Tierra con sed de venganza

"La perra Laika, nacida en Moscú y enviada al espacio a bordo del Sputnik 2 en 1957, ha aterrizado esta mañana en Kazajistán a bordo de “un aparato cochambroso cuyos restos se han esparcido en un radio de varios kilómetros”, según han informado las autoridades locales. Nada más salir de la cápsula, el animal ha ido en busca de seres humanos, persiguiendo rabioso a quien se ha cruzado en su camino. “Sus ojos miraban con mucho odio, suerte que es vieja y que estaba cansada por el largo viaje, porque si me atrapa me arranca la cabeza” ha declarado un granjero que ha conseguido encerrarse en casa antes de que Laika la emprendiera a dentelladas contra él y su familia. Finalmente, la perra ha podido ser capturada y se encuentra en estos momentos bajo custodia policial, aunque pronto será estudiada por los expertos, que no descartan volver a ponerla en órbita “para ver qué pasa”.

La vuelta de Laika desmiente la teoría de Dimitri Malashenkov, el científico que aseguró que el perro había muerto por culpa del estrés y del sobrecalentamiento de la nave en la que viajaba. Aunque su versión fue dada por buena, antes habían circulado otras teorías contradictorias sobre la suerte que había corrido el animal tras el despegue. Ahora el reto de los científicos es descubrir cómo ha conseguido volver y a qué ha dedicado su tiempo. “No tenía juguetes ni ningún otro pasatiempo. Es probable que haya invertido estos años en cagarse en la madre que nos parió” aventuraba un periodista científico en el periódico ruso Izvestia.

El Primer Ministro ruso, Vladimir Putin, ha anunciado que visitará a Laika esta tarde y no descarta adoptarla “porque desde luego mola mucho más que ese perro cutre que tiene Obama”. Dilyara Parmalakov, portavoz en Rusia de la asociación protectora de animales PETA, ha afirmado que “Laika ahora necesita su espacio y lo último que merece es que la sometan a más pruebas y, desde luego, que la vuelvan a enviar de Erasmus a vete a saber dónde”."

Vía El Mundo Today. (Gracias, José Luis)