Sitemer

miércoles, septiembre 16, 2009

Canciones para viajar con la compañía adecuada

Ha pasado un verano entero desde la anterior (y también primera) LOVE IS A MIXTAPE #1 y cuando he ido a ver cuántas descargas ha tenido desde que la colgué no he podido hacer otra cosa que arquear las cejas y acercar la cara a la pantalla: ¡225 descargas! ¿Pero qué…?
Os aseguro que los que recibís estas mixtapes no sois ni la mitad de la mitad de ese número, por lo que deduzco que este link ha viajado a buzones que desconozco y las canciones que estaban encerradas en él las ha disfrutado más gente de lo esperado. Y eso es precisamente lo más bonito: ser un mero intermediario entre las canciones que se almacenan en mi casa y la gente que no las conoce.

LOVE IS A MIXTAPE #2 (Septiembre 2009). Canciones para viajar en coche con la compañía adecuada.

1. WOLF PARADE. California Dreamer / del disco At Mount Zoomer (Sub Pop, 2008). Ha sido la banda sonora del viaje que hemos hecho Alicia y yo a California. Un grupo personal, extraño y adictivo. Sólo tienen dos discos. Este es el último.

2. ROCKY VOTOLATO. White Daisy Passing / del disco Makers (Barsuk Records, 2006). Uno de mis cantautores americanos favoritos desde siempre, desde que hace como 10 años le conocí gracias a un disco de promo que me mandaron. Esta canción creo que podría estar entre mis tres favoritas de él. Para fans de la nueva ola de cantautores americanos que vienen del punk y del hardcore.

3. MAGNOLIA ELECTRIC CO. Map of the Falling Sky / del disco Josephine (Secretly Canadian, 2009). Cualquier disco de Magnolia Elecric Co. es de otra galaxia porque Jason Molina es de otra galaxia. Canciones tristes y rock tranquilo.

4. LEONARD COHEN. The Stranger Song / del disco Songs of Leonard Cohen (Columbia, 1968). Hace sólo dos días que vi por primera vez en mi vida en directo a Leonard Cohen en Madrid y todavía sigo rumiando lo que vi y lo que sentí al verle. Esta canción es de los pocos clásicos que no tocó y que me hubiera encantado escuchar. Como curiosidad: Nacho Vegas tiene una adaptación al castellano de esta canción que le escuché tocar una vez que compartimos (Grande-Marlaska) con él cartel en el Nasti de Madrid.

5. ENRIQUE MORENTE Y LAGARTIJA NICK. Manhattan / del disco Omega (El Europeo, 1996). Adaptación tremenda de First We Take Manhattan, Then We Take Berlin de Leonard Cohe (esta sí la tocó), entre el flamenco y el rock. Y de algún modo esta canción tiene algo especial, es muy poderosa.

6. RAMONA FALLS. Russia / del disco Intuit (Souterrain Transmisión, 2009). Una gran sorpresa. Trabajar en PIAS implica tener acceso a muchísimos discos que de otra forma no sabría ni que existen. Este seguro que es uno de ellos. Brent Knopf es uno de los tres componentes de Menomena y aquí va en solitario y hace canciones tan tremendas como esta.

7. MARITIME. Young Alumni / del disco We, The Vehicles (Flameshovel, 2006). Uno de los descubrimientos de los últimos meses. De pronto había perdido la pista a la gente de The Promise Ring y resulta que formaron este grupo hará 5 años con otro tipo de The Dismemberment Plan y tienen hitazos como este. Gran influencia en algunas canciones de mi nueva banda, Buena Esperanza.

8. BILL CALLAHAN. Eid Ma Clack Shaw / de Sometimos I Wish We Were An Eagle. (Drag City, 2009). Desde Smog, Callahan está escribiendo con pulso firme el camino de la canción de autor americana: moderno pero sonando tradicional por momentos y con una voz que a veces adelanta por la derecha a algunos de mis cantautores favoritos, como Will Oldham. En directo es todavía mejor.

9. BRUCE SPRINGSTEEN. Youngstown / de su disco The Ghost of Tom Joad (Columbia, 1995). Springsteen en su faceta más intimista desde Nebraska. Me encanta la melodía de esta canción, que a su vez recuerda a Dylan y a la tradición minera de Estados Unidos.

10. IRON AND WINE. On Your Wings / del disco en directo Live at Norfolk 6/20/05 (Sub Pop, Record Store Day 2009). Lo que me apasiona de este disco no es sólo su contenido, sino que sólo se pusiera a la venta en Estados Unidos en el Día de la Tienda de Discos. Allí celebran eso y las bandas sacan singles en vinilo limitadísimos y la gente acude en masa (sí, en masa) a comprar estas joyas. De rebote, encontré este cedé (no salió en vinilo) en Amoeba en Berkeley. Y lo escuché unas 500 veces. Al día.

11. TOWNES VAN ZANDT. Fare Thee Will, Miss Carousel / del disco Tornes Van Zandt (Domino, reedición 2009). Otra de las ventajas de tener el trabajo que tengo: hacerme con las reediciones que desde hace un tiempo está sacando Domino Records al mercado. Sabía que Tornes Van Zandt era de los buenos, pero nunca le había escuchado en profundidad. Sus seis primeros discos son antológicos. Yo voy por el segundo, que es este. Nacho Vegas también tiene una adaptación en castellano de esta canción, que aparece en su primer disco, Actos Inexplicables.

12. DAMIEN JURADO. Wages of Sin / del disco Badlands: A Tribute to Bruce Springsteen’s Nebraska (Sub Pop, 2000). Un disco que pasó de largo y que reúne a muchos nombres de primera división reinterpretando un disco antes considerado menor de Springsteen pero que abrió los oídos a mucha gente no estadounidense a la tradición folk de ese país (entre los que me incluyo). Esta fue la primera vez que escuché a Damien Jurado. Y no he parado de hacerlo desde entonces. Rareza máxima al canto.

13. JOE HENRY. Channel / del disco Blood From Stara (ANTI-, 2009). Tuve la suerte de trabajar personalmente con él en la última edición del festival Primavera Sound. Todo un cababllero. Como su música: clase, elegancia y sencillez. El productor preferido de tus músicos preferidos también escribe canciones redondas. En marzo de 2010 estará de gira por nuestro país. Conviene no perdérselo.

14. LEONARD COHEN. Famous Blue Raincoat / del disco Songs of Love and Hate (Columbia, 1971). Esta sí la toco en Madrid. Y nos dejó a todos petrificados. Es inexplicable cómo puede entrar tanta clase en una canción.

1 comentarios:

Muchisimo mejor esta selección que la anterior. Meter en un único disco a Joe Henry, Cohen, Jurado, Morente, Callahan o Maritime ya es sintoma de mucha clase